DL 34/2020: Medidas de apoyo a negocios con locales en alquiler

23 de octubre de 2020
24 diciembre 2020: Con la aprobación del RDL 35/2020 se aplican nuevos incentivos fiscales para arrendadores de locales de negocio que no sean grandes tenedores y aplican rebajas en el pago del alquiler de sus locales.
Se aprueban una serie de medidas destinadas a ayudar a los negocios que se han visto afectados por las últimas restricciones y que desarrollan su actividad en locales en alquiler. 

Tras las restricciones adoptadas en Cataluña a raíz de la Resolución SLT 2546/2020 de 15 de octubre, el Ejecutivo catalan ha aprobado el Decreto Ley 34/2020, de 20 de octubre, de medidas urgentes de apoyo a la actividad económica desarrollada en locales de negocio arrendados. En este Decreto Ley que entró en vigor el 20 de octubre se propone un criterio distributivo de las consecuencias negativas que se derivan de las prohibiciones, suspensiones y restricciones impuestas para evitar la crisis sanitaria.

Modificación de las condiciones de contratos de alquiler

Aquellos negocios que se han visto afectados a causa de las últimas restricciones y que desarrollan su actividad económica en locales arrendados cuyo contrato de alquiler del local se firmó a partir del 1 de enero de 1995, podrán solicitar formalmente a su arrendador una modificación razonable de los términos del contrato.

Esta solicitud de modificación de condiciones tiene como objetivo reequilibrar las prestaciones de ambas partes, mediante a un acuerdo pactado o inclusive a través de una mediación en caso de ser necesario.

El inquilino debe solicitar la modificación de los términos del contrato de mutuo acuerdo formalmente al arrendador mediante burofax y esta medida será efectiva desde el momento en que el inquilino remita el burofax. De conformidad, la propiedad no podrá emitir factura por la renta mensual sino cuando transcurra el plazo de un mes, para que ambas partes lleguen a un acuerdo, o desde la fecha en el que se firme el acuerdo, en caso que fuera antes.

Rebaja del 50% de la renta en los establecimientos cerrados

En caso que el arrendador no quiera llegar a un acuerdo con el arrendatario, la ley establece que el alquiler del local se reducirá un 50% en el caso de negocios cuya actividad se haya suspendido y esta medida estará vigente mientras dure la suspensión.

En el caso de que esta reducción se tenga que prolongar más de 3 meses en el transcurso de un año, el inquilino podrá optar a finalizar el contrato sin penalización, debiendo notificar este hecho con un preaviso de un mes.

Reducción del precio en los negocios en funcionamiento parcial

En el caso de falta de acuerdo para negocios en restricción parcial del aprovechamiento material del inmueble (reducción de aforo, horario, etc.) la renta se deberá reducir en una proporción igual a la mitad de la pérdida de aprovechamiento del inmueble.

Exclusión de los productos para llevar y del envío a domicilio

En caso de prestación de servicios de entrega a domicilio o de recogida de productos, podrán ser objeto de las reducciones anteriores según el caso en concreto.

Además de las anteriores, el arrendatario podrá exigir que las garantías adicionales (se excluye la fianza legal exigida por la LAU) que hayan podido ser depositadas para el cumplimento del contrato, sean imputadas al pago de esas rentas vencidas. El arrendatario deberá reintegrar dichas sumas en el plazo de un año contado desde la desaparición de las circunstancias.

Abogados especializados en Derecho Civil

Como en todos los casos, las circunstancias particulares de cada caso tendrán que ser estudiadas por un profesional. Si necesitas que un abogado estudie tu caso y sus circunstancias, no dudes en contactar con nosotros.

Contacta

 

Ainoa Calderón
Escrito por Ainoa Calderón